Autobuses de Colombia - TODO LISTO PARA EL CABLE A CIUDAD BOLÍVAR

La obra costará $170.656 millones y estará lista en tres años. Movilizará 3.600 pasajeros por hora. Un recorrido que hoy dura una hora, se hará en 14 minutos.

Para Enrique Peñalosa, la movilidad no se mejora con cables aéreos sino con vías. Así lo manifestó a finales del año pasado cuando dijo que mientras un kilómetro de metrocable cuesta $70.000 millones, hacer una vía de cuatro carriles (incluso tumbando decenas de casas) cuesta la mitad. Sin embargo, sacará adelante el proyecto del cable a Ciudad Bolívar que dejó en marcha la pasada administración. El que no correrá igual suerte es el proyecto del cable en la localidad de San Cristóbal, que la actual administración descartó por completo.

Los trabajos están a punto de comenzar, luego de que la interventoría aprobó los diseños el pasado 15 de junio. Incluso, ya hay movimiento en los sitios donde quedarán las estaciones. La construcción estará a cargo de la unión temporal Cable Bogotá (Doppelmayr Colombia S.A.S., ICEIN Ingenieros Constructores S.A.S. y Constructora Colpatria S.A.) y la interventoría a cargo del Consorcio Intercable Ciudad Bolívar.

La obra la planteó el gobierno Petro como solución a la difícil situación de movilidad que se vive en esa localidad. Un ciudadano puede tardar hoy más de una hora en hacer el recorrido desde el portal El Tunal de Transmilenio hasta alguno de los barrios en la parte alta.

Según los promotores de la iniciativa, el principal logro de este nuevo medio de transporte (una vez esté en operación en 2019) será hacer el recorrido en 14 minutos. El metrocable tendrá capacidad para movilizar 3.600 pasajeros por hora/sentido y costará $170.656 millones.

De acuerdo con los diseños, la obra tendrá un recorrido de 3,2 kilómetros, con cuatro estaciones de embarque y desembarque (El Tunal, Juan Pablo II, Manitas e Illimaní), que empezará en el Portal de El Tunal y terminará en el barrio El Paraíso.

En cuanto a capacidad, la estructura contará con 160 cabinas, cada una con capacidad para diez pasajeros. La gente que acceda al sistema podrá abordarlas cada diez segundos. Esto les permitirá a los pasajeros ahorrarse hasta 45 minutos en el viaje.

En el IDU explicaron que intervendrán 27.800 metros cuadrados, de los cuales 5.698 serán zonas verdes y 17.660, espacio público. El resto estará distribuido entre estaciones, los pilares que sostendrán la estructura y el cableado.

Aunque el IDU ya compró un porcentaje de los predios que se necesitan para los trabajos, aún adelanta negociaciones con otros propietarios. La entidad señala que debe adquirir 175 predios, que ya se encuentran ofertados. Producto de este proyecto, la administración tendrá que garantizar la reubicación de 549 familias, entre propietarios y poseedores.

Para Peñalosa, esta será una apuesta ambiciosa, que no sólo beneficiará a los habitantes de Ciudad Bolívar, sino a todo Bogotá, porque mejorará las condiciones de vida de los ciudadanos y será una atractivo turístico que reactivará urbanísticamente esta zona deprimida de la ciudad.

Sin cable a San Cristóbal

A la par con el proyecto del cable aéreo de Ciudad Bolívar, se planeó el cable en la localidad de San Cristóbal. También se hicieron estudios e, incluso, se inició el acercamiento con los dueños de los predios donde iban a quedar las estaciones.Sin embargo, la comunidad, que estaba esperanzada con esta obra, recibió la notificación de que este proyecto no se hará durante esta administración.
 
“Es una afectación grande, por un lado, para la comunidad, porque estaba ilusionada con un sistema que agilizaría la movilidad, y por el otro, para los dueños de los predios donde se construiría la obra, porque en este tiempo no pudieron ni mejorar ni vender sus inmuebles. Incluso, algunos se vieron obligados a hacer una cantidad de trámites previos a la negociación con el IDU. La comunidad adelantó todo el proceso”, dijo Leonel García, líder comunitario en San Cristóbal.