Autobuses de Colombia - Tecnología, la nueva apuesta en seguridad de Cootranshuila que llega desde China

Muy a pesar de los lánguidos resultados económicos que se registran en el país, la cooperativa de transporte municipal e intermunicipal aumenta su portafolio y sus modelos de negocios para propender por la excelencia en el transporte.

Por 

La competitividad, la innovación y el valor agregado son parte de las apuestas que hacen las empresas para ganar mercado y afianzarse en una economía cada vez más globalizada y compleja que obliga a fortalecer el portafolio para marcar verdaderas diferencias de cara a los retos a que conlleva la entrada de nuevos jugadores al mercado.

La cooperativa de transporte, Cootranshuila anunció que tras hacer una exhaustiva exploración en China, logró conseguir un sistema muy novedoso de seguridad que consiste en la instalación de cámaras inteligentes y alertas tempranas que reducirán a tasas mínimas los accidentes en carretera, entre otras cosas porque ahora el bus lo conduce un profesional del volante, pero llevará un copiloto en una estación fija que le ayudará a optimizar la prestación del servicio.

El Gerente de Cootranshuila, Marino Castro Carvajal, le dijo a Diariolaeconomia.com que con la nueva inversión que hará la prestante cooperativa habrá espacio para corregir algún tipo de falencias y de igual manera para contrarrestar la inseguridad en las vías colombinas que hace de las suyas en las diversas carreteras a lo largo y ancho de la geografía.

La empresa informó que el proyecto de innovación tecnológica consiste en ubicar cámaras de alto rendimiento y de un costo moderado en donde hay diversas opciones en aparatos de video, almacenamiento y monitoreo. La nueva tecnología que importó Cootranshuila tiene las características de la caja negra de los aviones que permitirá identificar cuáles fueron los motivos de una novedad.

Según Castro Carvajal, el equipo integral trae la cámara de fatiga que se instala justo al frente del conductor y al detectar somnolencia, distracción o una simple llamada de celular esta activará un sistema de alerta en voz que dice “Atención, atención, atención”, si no hay eco, el sistema enviará una alarma al centro de monitoreo que se comunicará internamente con el conductor en tiempo real, es decir que un carro que se desplace entre Neiva y Florencia puede ser monitoreado desde Neiva o Bogotá, por citar un ejemplo.

El equipo cuenta con su Sistema de Posicionamiento Global, GPS, Wifi para el pasajero y este tendrá una conexión por red a la hora de cargar combustibles.

Los buses dotados con este completo equipo contarán con un botón de alarma que al activarse permitirá observar y escuchar los pormenores que sucedan en el bus, es decir que con este nuevo sistema será posible atender una emergencia o una eventualidad de manera inmediata porque no ahorra detalles y se volverá aliado de las autoridades que tendrán en la tecnología una mano amiga.

La idea es que este sistema esté en todo el parque automotor de Cootranshuila, pero desde ya se hacen pruebas en unos vehículos específicos de la cooperativa que será pionera en un nuevo sistema de seguridad que dotará sus instalaciones con centros de prueba y un servidor que será vital en la operación. Todo el soporte correrá a cargo de la empresa china que asistirá los pormenores de la empresa en inglés.

Este novedoso desarrollo ingresa como el nuevo modelo de negocio de Cootranshuila que con esta implementación les llevará un servicio novedoso a todas las empresas de transporte y a las diversas industrias que estén pensando en hacer inversiones de última generación para contrarrestar accidentes o contingencias.

Difícil trimestre para el transporte

El Gerente de Cootranshuila, Marino Castro Carvajal, indicó que lamentablemente el primer trimestre de este año arroja un lánguido comportamiento en la parte financiera de las empresas de transporte terrestre de pasajeros por cuanto la caída en el flujo de pasajeros cayó a tasas del 40 por ciento aproximadamente en la pasada Semana Santa que es una fecha que permite medir el mercado.

Agregó que luego de las reuniones con gremios importantes como la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco Huila, la Cámara de Comercio de Neiva y otras agremiaciones del sector real se corroboró el mayor enfriamiento de la economía, las menores ventas, el crecimiento de inventarios, el menor transporte de mercancías y el cierre de locales comerciales y financieros en los centros comerciales que ratifica que Colombia no la pasa bien y que los tiempos son de verdadera contracción de la demanda interna.

“La afluencia de pasajeros en Semana Santa para nosotros fue mínima porque se movilizó mucho pasajero, solo que en recorridos cortos como por decir Neiva Santamaría, o entre la capital huilense y Teruel lo cual aumenta el flujo de viajeros, pero con un castigo para el ingreso de la cooperativa que canaliza menos recursos. Tristemente se notó la baja en el transporte de pasajeros que conectan ciudades capitales de las rutas, toda vez que la gente viajó menos de Bogotá a Mocoa o de Bogotá a Florencia e inclusive de Bogotá a Cali. No sabemos qué está pasando, pero la verdad estamos muy preocupados porque si no hay ingreso la gente se vuelve temerosa a la hora de invertir puesto que con una economía débil resulta complicado invertir en un equipo como el Doble-Yo que demanda recursos por mil millones de pesos, jugada económica que requiere como mínimo de un punto de equilibrio”, expuso el señor Castro Carvajal.

Entre los factores que golpearon la actividad del transporte está el clima y las intensas lluvias que dejaron saldos lamentables en Campoalegre, Huila, en Mocoa, Putumayo y en los municipios porque el invierno destruyó muchas vías y a los pasajeros les dio miedo viajar. Sostuvo que el cierre de una vía por un día bien sea por arreglos o por protestas ocasiona pérdidas incalculables para las empresas transportadoras al igual que para el todo de la economía porque sobre ruedas empieza toda una cadena productiva, de transformación y de servicios.

Incumplimientos, tributaria y tasas, choque de frente

Las cooperativas de transporte le siguen reclamando al ejecutivo la serie de medidas adversas para la actividad lo cual tiene un perfil de persecución porque le está metiendo la mano a las cooperativas para debilitarlas o para desviar su función social.

“Hace cerca de dos años el gobierno emitió un decreto por medio del cual exoneraba a los asociados del pago del IVA siempre y cuando hicieran renovación en el parque automotor, pero ese beneficio hoy no se ha visto por todas las demoras, los trámites y las tardanzas en la DIAN y hasta de la implementación en el ministerio de Transporte, es decir estamos como una marioneta de aquí para allá y eso muestra la falta de responsabilidad y seriedad del gobierno que no emite un decreto desde hace dos años, es triste, pero se ilusionó a la gente y al asociado con darle una plata por reponer, eso nos ha paralizado el ingreso de los vehículos porque mucha gente quiere hacer el procedimiento para favorecerse, pero el proceso no está activo y para completar está muy caro comprar un carro pues lo que costaba 160 millones de pesos, hoy vale 190 millones de pesos lo que demuestra que el incremento del IVA al 19 por ciento nos perjudicó muchísimo”, apunto Castro Carvajal.

La caída de transporte de mercancías, añadió, muestra que hay menos consumo y lo mismo pasa con las ventas de pasajes online porque la gente no está utilizando la tarjeta de crédito porque las tasas de interés siguen muy altas y la gente prefirió esconder su plástico, entregarlo al banco o prescindir de esas compras porque la situación está muy complicada y el enfriamiento de la economía ya raya en el bajo cero.

Cootranshuila manifestó que la implementación de la reforma tributaria ha resultado muy difícil para el sector solidario porque anteriormente la cooperativa entregaba el veinte por ciento de sus excedentes a los municipios los cuales eran entregados en bonos de transporte escolar a la administración de Neiva por valor de 100 o 120 millones de pesos con lo cual se le daba una mano al servicio urbano y de manera paralela se contribuía con la reducción de la deserción escolar. La nueva reforma tributaria, explicó Castro, acabó con esos favores de impacto social y muy pronto los recursos llegarán directamente a las arcas del gobierno nacional. Esa medida golpea duramente a los niños estudiantes del estrato uno que no tienen el valor del pasaje para ir a sus colegios, luego hay detrimento en las capas más pobres y vulnerables que no podrán ir a estudiar porque se acabó la plata para esa ayuda.

Castro Carvajal destacó que por fortuna en los tres primeros meses del año, la empresa no reporta siniestralidad lo cual ayuda en la parte operativa de la cooperativa ayudando a mejorar el balance e impactando de manera positiva la imagen de la empresa que se apresta a celebrar sus 75 años de existencia y de aporte al desarrollo del Huila y otras regiones por donde pasa la flota de buses de la cooperativa. Lo anterior es el reflejo de la inversión en el capital humano que recibió una intensa capacitación, razón por la cual se cuenta con verdaderos profesionales de la conducción.

Con toda la coyuntura económica, con la pérdida de rentabilidad, sumando los altos costos de operación hay preocupación con el devenir porque el negocio del transporte se marchitó y las ganancias no se ven y el aporte del gobierno no es otro que combustibles altos con petróleo barato y un relicario de exigencias que dificultan la operación.

A pesar de las circunstancias, no todo es malo porque se avecinan las fiestas de San Pedro y el Huila se viste con sus mejores vestiduras, y en ese orden de ideas, Cootranshuila también se puso a tono cambiando e innovando su parque automotor e implementando nuevas tecnologías lo cual hace pensar que vendrá inversión en el segundo semestre con la reposición de equipos.

“Dicen que este San Pedro estará muy bueno porque hay oficio en la Alcaldía y en los pueblos igual la fiesta se está encendiendo luego yo invito a los colombianos y a los extranjeros a visitar Neiva y el Huila en estas festividades para lo cual Cootranshuila está preparada para llevar a los turistas a la tierra del bambuco para que pasen fiestas felices y lleguen y retornen seguros y con ganas de volver”, aseveró el Gerente.

Aparte de San Pedro, hay expectativa por el segundo semestre y la temporada de final de año en donde el ejercicio tiende a mejorar de manera importante.

Castro defendió el transporte que opera bajo esquemas cooperativos porque la idea es darle viabilidad a empresas que sean de todos o de una gran mayoría y no de tres o de uno solo, dándole paso a los monopolios y afectando seriamente los indicadores sociales.

“Hoy nos mantenemos por la fe y el credo, por el apego a Dios y a la Virgen del Carmen, patrona del transporte, por ello los asociados siguen trabajando y no perdemos la moral porque necesitamos más progreso, más crecimiento y más empleo, eso se lo pedimos al de arriba porque el de la Casa de Nariño, no nos atiende o no nos tiene en cuenta”, dijo.

Como si el asunto fuera menor, la caída en los precios del petróleo acabó con la economía regional lo cual se ve reflejado en los pueblos que fueron petroleros y hoy la actividad cerró paralizando la economía y golpeando la calidad de vida. Hoy, narró, los opitas están pasando las verdes y las maduras porque bajó la dinámica en restaurantes, hoteles, estaciones de servicio y muchos negocios. Simultáneamente en Neiva hay muchas casas en venta o en arriendo porque ya no hay plata para cubrir un canon de arrendamiento.

El desplome de las cotizaciones del crudo acabó con las empresas, con el circulante y con los que compraban bienes y servicios. La situación conllevó a que la gente dejara de movilizarse y por eso el auge de la economía petrolera se acabó.

“Nosotros también fuimos perjudicados porque los contratos que se tenían con la Empresa Colombiana de Petróleos, Ecopetrol, caducaron. El fin de un contrato dejó sin puesto a 40 conductores de igual número de vehículos y perjudicó a 40 socios que quedaron en el limbo porque son dueños de automotores de servicio especial y eso afectó los ingresos de Cootranshuila porque la economía se dañó en cadena y arrastró todos los sectores”, comentó el señor Gerente.

Hay un aliciente y es que la economía del Huila y la del país son de base agropecuaria, asunto que debe mover al gobierno porque lo del petróleo fue un accidente grato que dejó unos dólares, pero que resultaron nocivos porque el boom petrolero acabó con las siembras y con otras actividades de agroindustria y de pymes.

El Huila siendo un departamento netamente cafetero tiene hoy cosecha en los municipios del occidente y en el norte del departamento. En septiembre, octubre y noviembre vendrá la cosecha en sur del Huila lo cual hará que la economía también florezca y llegue mucho pasajero del Cauca y del Caquetá a recolectar café y con ese dinero de la caficultura la economía se volverá a mover y mejorará la perspectiva para los comercios, las industrias y de hecho para los 600 vehículos que conforman el parque automotor de Cootranshuila.

La costa está en la mira

Una noticia que puede resultar muy positiva es que los hermosos buses de Cootranshuila viajen a la Costa Norte de Colombia, a destinos de sol y playa como Cartagena, Santa Marta y Barranquilla tarea que se estaría facilitando con el posicionamiento de marca y la inversión en innovación así como en seguridad.

Esa decisión que está tomada en la cooperativa para hacerlo de la mejor manera está en manos del gobierno nacional que tiene la oportunidad de habilitar nuevas rutas para las empresas y con ello hacer realidad el sueño de la cooperativa de tener sedes en el caribe colombiano.

“Si nos dicen si y nos dan el visto bueno, ya lo hacemos porque tenemos el parque automotor, la logística, el capital humano, la marca y el impulso para poner los buses de Cootranshuila en la costa que ya van en calidad de expreso, pero que puede ser una alternativa para huilenses y costeños que podrán contar con los servicios de una cooperativa de transporte que crece e invierte para ser la mejor. Con esto podremos vender la marca región y contribuir con el desarrollo del Huila”, concluyó Castro Carvajal.

Al terminar la charla con tan agradable persona y luego de ponerle punto final al delicioso café especial que nos ofrecieron, partimos a las orillas del imponente y majestuoso río grande de la Magdalena, en esa avenida circunvalar, terrenos del gigante mohán por dónde salen los imponentes buses Doble Yo para Bogotá y por donde transitan pequeños vehículos de pasajeros a Palermo y Santa María, a las cercanas zonas productoras de café.

Por la salida a Campoalegre, corren buses de todos los tipos, con pintas verdes, blancas y rojas que cruzan las vías como seguras saetas con destino a las fértiles llanuras del Caquetá en donde igual destino es la selva y la gracia de bosques encantados, de junglas y de paisajes abigarrados, decorados con aves y cielos abiertos de tonos naranja y amarillo en los atardeceres especiales que son todos.

Estos paisajes y esta vista tan solo son posibles para una nación habida de conocer belleza natural y cultural sobre las ruedas responsables y seguras de Cootranshuila.

Al salir de Neiva no fue menor ni poco encantador ver descubierto el cerro de Pacandé, ese que tocó la inspiración de Jorge Villamil y que de manera súbita y por asuntos geográficos, pasó de estar al frente de mi fascinada mirada al costado izquierdo como si lo hubiese movido la madre naturaleza o la mano de Dios. Esa vista se pudo dar en uno de los buses de Cootranshuila camino a Bogotá en donde a los usuarios se les nota alegría, orgullo y pertenencia por una empresa que nació hace 75 años y que hoy pasa por rutas de inmensos cultivos de arroz, por tierras ganaderas y que igualmente escala montañas porque sale del Alto Magdalena a Bogotá, pero con cierta ansiedad aguardando que los muy buenos buses reciban el aval y puedan parar finalmente en las orillas interminables del mar atlántico porque hizo la tarea y sin duda merece ese puerto cálido en donde mucho bien le haría a las tierras de la cumbia, el vallenato y la historia rodeada de murallas, bucaneros, mariposas amarillas, pueblos macondianos y fantasmas heroicos.

Una cavilación, sería todo un reto salir en buses de las cálidas tierras del amañador Alto Magdalena a la desembocadura del río grande en Bocas de Ceniza, en donde el sol también abraza y de manera espectacular muestra el fin de un inmenso y extenuante recorrido.