Autobuses de Colombia - Transporte de pasajeros podría ser desplazado por empresas foráneas

Al igual que ocurre con el transporte de carga, el que ha hecho historia conectando regiones con desarrollo, turismo y una conectividad más que familiar podría quedar por fuera del mercado.

 

Por 

En Colombia hay empresas y sectores que marcaron un hito en la historia económica de Colombia, y uno de esos renglones que escribió historia con letras de oro fue el transporte tanto de carga como de pasajeros. Después de la mula y el caballo que jalonaron productividad a lomo y fuerza, fueron luego las llantas las que se encargaron de dar el gran salto al progreso y al desarrollo, prestando un servicio esencial que le permitió a las empresas y al sector primario llegar a los puertos para posicionar el made in Colombia.

Uno de los datos anecdóticos lo narró, Alexander Humboldt y es que antes de la llegada de las bravías y ariscas bestias, el transporte por las escarpadas montañas se hacía a lomo de hombre, no en vano muchos terratenientes y advenedizos hicieron uso de estas personas que aparte de cargar en una silla a su pasajero, le cocinaba y le hacía los quehaceres en plena loma. Este precedente de transporte tiene como punto lamentable que el servicio en esas condiciones no duraba los treinta años, esos mozos de extrema fuerza o cargueros tenían sus años contados, vivir para ellos era un suspiro.

Qué decir de los seres humanos que requerían de acortar distancias, de seguir con ese proceso de colonización tan arraigado en cada colombiano, pues no se pondera si se asevera que, por estas tierras de café, cumbia, bambuco t tanta gastronomía, no se conocen fronteras. Allí estuvo presente el bus de pasajeros, ese viejo Ford o el Dodge que en muchas ocasiones fue acondicionado como bus escalera o mejor llamado “chiva” para transportar campesinos y mujeres de la ruralidad de los más alejados lugares a los pueblos y cascos urbanos en donde adelantaron actividades
mercantiles. ¡ah tiempos aquellos!

El Huila es un departamento luchador, productivo, que no sabe de derrotas ni de fracasos, sus empresarios han sido punzantes, sus agricultores y ganaderos altamente eficaces con la tierra y las cooperativas toda una insignia regional, es por eso que cuando se habla de transporte en este hermoso y fértil departamento, necesariamente se hace relación con la Cooperativa de Transportadores del Huila, Cootranshuila Limitada.

En una amena charla con Diariolaeconomia.com, el Gerente General de Cootranshuila, Marino Castro Carvajal, aseguró que resulta todo un orgullo hacer parte de una empresa pionera del transporte, no solo del suroccidente colombiano sino de todo un país. Indicó que es por eso que resulta preocupante que al sector se le dé tan mal trato desde el gobierno con una reforma tributaria excesiva e injusta y con unos cobros en la sobretasa que tienen pensando a muchos que viven de las ruedas porque de manera directa se les castigó la rentabilidad.

Especificó que la nueva sobretasa a los combustibles se constituye como algo muy difícil para los empresarios y las cooperativas porque ello demuestra que ser legal es un asunto muy complicado toda vez que el ejecutivo incentiva las prácticas espurias, las que no conoce el empresario que desde hace décadas o toda una vida no conoce trampas ni jugadas sucias en detrimento del fisco.

Castro Carvajal calificó las políticas del gobierno como demasiado duras para el desarrollo de las empresas del transporte porque ese mayor costo castiga fuertemente a quienes prestan el servicio de transporte público bajo parámetros de formalidad.

En su opinión el nuevo ajuste que será mensual es una compensación a la caída de la resolución que les disminuía las ayudas a los municipios por la tasa que estos ganan.

“El gobierno echó para atrás esa medida, pero ahora para nivelar la parte económica, aumentará los precios de los combustibles líquidos haciendo que se encarezca la canasta de costos y la operación. Como el objetivo nuestro es transportar pasajeros quedamos en lo mismo porque no podemos ajustar las tarifas y el margen de utilidad se redujo porque por citar un ejemplo el servicio urbano en Neiva es muy complejo ya que hay mucha ilegalidad, alguna expresada en un creciente moto-taxismo y en carros particulares participando del transporte público, es decir estamos en un mar de irregularidad que redujo el flujo de pasajeros porque pasamos de 250 a 180 pasajeros por día”, declaró.

Consideró que todas las exigencias del gobierno manifestadas en una normatividad extrema que va desde seguros hasta mantenimiento, revisiones y requisitos varios, no se compensan con una verdadera vigilancia y respeto por quienes acatan la ley y operan al amparo de la legalidad.

Todos estos sobrecostos, dijo, rompen con ese llamado reiterativo del gobierno a propender por mayor competitividad porque la eficiencia de las empresas y las cooperativas que asumen esa exigencia de mercado, se rompe con nuevas tarifas y mayores costos que no compensan mayor cosa.

Por decir algo, invertir en un DobleYo cuesta mil millones de pesos, pero no hay garantías para darle al usuario un mejor servicio, aquí no hay mejores tarifas y no hay forma de ser más competitivo, como quien dice la eficiencia no se recompensa.

Marino Castro Carvajal, expresó su preocupación por que en cinco años habrá líos por el lado de la competitividad puesto que cada vez crece y de manera apremiante la ilegalidad que pone en entredicho la prestación de un servicio eficiente y adecuado en Colombia.

Aparate de la competencia desleal en las vías y en las ciudades, las empresas de transporte intermunicipal se enfrentan con una realidad que también golpea y es el de las aerolíneas de bajo costo lo cual hace muy duro sostenerse en un mercado al que se le exige, pero no se le garantiza nada. Por fortuna para las empresas de buses, la clase media sigue siendo el amigo fiel que disfruta del país y de múltiples destinos haciendo uso de la famosa y anhelada flota de automotores puestos al servicio de la gente que se enamora de Colombia y la saborea sobre llantas lo cual es una fortaleza.

En medio de ese escenario complicado y tortuoso, la cooperativa logró utilidades y crecimiento en sus rendimientos, es decir que se vio reflejado el esfuerzo y la inversión porque el balance de este año es mucho mejor que el de 2015. Para el próximo mes de marzo habrá una Asamblea General de Accionistas en donde con mucho gusto se mostrará aumento en las utilidades, fortalecimiento en activos y patrimonio, así como una labor encomiable en la parte social.

La cooperativa hace hasta lo imposible para que el asociado cada vez se sienta más en familia y dueño de un negocio que invierte en cultura y en felicidad. “El dueño de esta cooperativa y desde luego nuestros pasajeros son nuestra razón de ser”.

Es bueno decir que este año Cootranshuila cumple gratamente 75 años toda vez que fue fundada en 1942 consolidándose como una de las cooperativas más antiguas que fue el resultado de acoger un número importante de asociados y que hoy llega a los 400 propietarios en promedio los cuales en medio de las vicisitudes siguieron para adelante, luchando por una noble causa y muy seguramente llegando cada día más lejos.

Dentro de las cuitas de Cootranshuila se evoca una operación cerrada y muy regional que tan solo atendía la demanda del departamento del Huila, hoy de manera admirable la cooperativa atiende doce departamentos dentro de los cuales están los del Eje Cafetero, Cundinamarca, Valle del Cauca, Caquetá y Putumayo entre otros destinos.

La empresa de colores verdes blanco y rojo que enorgullece a toda una comarca empezó sus menesteres con la emblemática chiva, que dicho sea de paso sigue muy vigente y a la que la empresa le sigue apostando porque es una franja de inclusión social, de servicio a la ruralidad y a esa Colombia apartada que solo monta en ese tipo de vehículo por sus características de carga y pasajeros. No importa que de vez en cuando y por falta de conocimiento, un “ramazo” le marque la cara al incipiente y descuidado pasajero, muy seguramente de los que vienen de Bogotá.

Cootranshuila ha adelantado todo un proceso de modernización del parque automotor para brindar confort y llevar de manera implícita valores agregados que redunden en la prestación de un servicio seguro y de calidad. Sin duda alguna quien visita el Huila se enamora de estas tierras cálidas y diversas solo con el hecho de saber que se transportó en un cómodo bus de Cootranshuila o en una chiva de esas que come polvo y montaña.

La inyección de capital no ha sido asunto de poca monta y por eso se hizo el tránsito de la chiva al bus de alta oferta en confort hasta terminar en el DobleYo que es el confortable y hermoso bus de dos pisos en donde la comodidad, la oferta de tecnología, la facilidad en las comunicaciones y el servicio están a la orden del día.

El DobleYo es igualmente el resultado de unas prácticas empresariales verticales, honestas y transparentes que convencieron a los asociados que invertir en mayor calidad en equipo y en servicios de valor agregado resultaría vital a la hora de ver los ejercicios económicos y la misma respuesta del público.

El Gerente General de Cootranshuila, Marino Castro Carvajal, sostuvo que en un mundo globalizado, en donde los servicios y los bienes traen un alto componente con valores añadidos, era imposible no dar el paso hacia la modernidad, mostrando alta competitividad y siendo vanguardistas de la tecnología y la innovación lo cual pesa fuertemente en el conocido DOFA porque no se pueden tener debilidades sino fortalezas y oportunidades.

El transporte según este amable señor del Huila, es una opción para diversas y nuevas unidades de negocio como servicios de encomienda, venta de combustibles y otros frentes de la economía.

Turismo, un potencial sobre ruedas

Esta cooperativa de transporte de pasajeros le está sacando todo el provecho a su registro de turismo y tiene un proyecto en ese frente que quiere fortalecer toda vez que cuenta con la materia prima indispensable que es el parque automotor.

Para atender esa iniciativa, la empresa ha hecho una importante articulación con la gobernación del departamento que tiene como hoja de ruta el plan de la educación en donde el turismo hace parte de la gran formación de los colombianos del mañana y es por eso que Cootranshuila busca unas alianzas estratégicas para que sean los buses de la cooperativa los que transporten a los turistas con el fin de ofrecer más empleo y de registrar crecimiento sostenible en ese renglón económico del departamento.

A los extranjeros que leen estas líneas en Toronto, En Miami, en España, en Rusia y en tantas latitudes, el Gerente General de Cootranshuila los invitó a abordar los buses de la cooperativa en Bogotá en el módulo uno o módulo amarillo en donde está una de las mejores empresas del sur de Colombia en donde hay servicio, atención, seguridad y toda una oferta de destinos turísticos que maravillan a todos los que pisan tierra opita.

“Aquí tenemos en parque arqueológico de San Agustín, las termales de Rivera, el desierto de la Tatacoa y toda una oferta cultural que incluye las fiestas de San Pedro y la Semana Santa que es algo muy tradicional en la región y que está clasificada como de las mejores en turismo religioso. Aquí hacemos todo lo posible para que los turistas extranjeros la pasen bien y se sientan más que bien atendidos, como si estuvieran en su casa”, indicó el Gerente.

Las cooperativas son el verdadero modelo económico

Luego de las críticas que ha recibido desde diversos sectores académicos, empresariales, políticos y gremiales el tan nombrado modelo económico o Consenso de Washington, lo real y axiomático es que el cooperativismo es la única salida a los agudos problemas sociales porque es un sistema asociativo que defiende la inclusión y la participación.

A propósito del tema, Castro Carvajal, recalcó que solo con cooperativas sólidas y eficaces en el frente financiero, en el sector agropecuario, en el transporte y otras actividades habrá futuro, pero lamentó que el país es un activo de tres o cuatro familias que deciden a su acomodo el devenir del país.

Hizo un llamado para que el cooperativismo reciba verdaderos respaldos de la comunidad y de quienes manejan el sentido común porque el sector solidario ha dejado muy buena renta económica y social en Europa, Asia, parte de América Latina y en Estados Unidos, pero con muchos enemigos en Colombia que paradójicamente reclama un modelo concebido en las cooperativas.

“Si no tenemos respaldo y acompañamiento del gobierno nacional, en dos o tres años, el transporte puede estar en manos de mexicanos, españoles o de cualquier otro inversionista en detrimento del pequeño transportador que durante 50 o 70 años le ha servido al departamento del Huila y que por asuntos de agenda y tratados se verá desplazado por una chequera fortuita. Esto ya pasó en Bogotá, ciudad que concentra el transporte urbano en tres familias como también pasa en otras ciudades como Neiva en donde puede haber un desplazamiento por la llegada de los ricos del sector y del mundo con esto de la globalización”, expuso.

Con los tratados de libre comercio, dijo, no sería raro que inversionistas de cualquier latitud quisieran apropiarse del negocio del transporte y quedara en pocas manos como ya se escucha por cuanto el ejecutivo tendría la intensión de entregar el negocio para que en las rutas no participen varios actores sino un solo operador por tramo es decir rutas exclusivas. Las empresas de toda la vida quedarían como buses alimentadores para sacar gente de los pueblos para llevarlos a centros poblados.

“Eso va a pasar, no será ahora, pero acuérdese de mí, en 25 años por tarde eso sucederá en donde el transporte público será de dos o tres empresas y el resto nos iremos para las veredas lo cual sería una gran bofetada a la historia empresarial de las regiones. Aquí en Colombia el que más da es el que gana y uno no puede comparar a Cootranshuila con una empresa española que llega con musculatura financiera, con parque automotor nuevo y tecnologías de punta. Aquí hay 500 carros que son de 400 asociados y eso refleja que generamos empleo. De una chiva vive mucha gente y sería muy terrible acabar con ese mercado y con las personas que dignifican su vida con esos automotores”, dijo el cooperado.

Cootranshuila igual está en la mente y en el corazón de los huilenses y de los colombianos porque cada vez que un bus de Cootranshuila llega a Bogotá o la costa, la gente de otras regiones sabe que arribo la empresa opita, la del Huila, esa que tan bien maneja el concepto de marca región.

diariolaeconomia.com