Autobuses de Colombia - Cootranshuila, una empresa con motores de desarrollo regional

Las empresas opitas de transporte terrestre están muy cerca de lanzar su propia aerolínea de bajo costo con un determinante valor agregado.

 

Por Germán Enrique Núñez
Enviado Especial a Neiva

A orillas del río grande de la Magdalena, esa afluente navegable que tiene como inquilinos vetustos y legendarios al mohán, La Llorona, la pata sola, al temible Pollo Malo, la Madre Monte, la Candilejas y hasta el Poira, allí en ese  valle del Alto caudal se erige Neiva tierra que vio nacer hace 75 años la empresa Cootranshuila.

La empresa nace en el año 1937 cuando el señor, Urbano Cabrera, consideró que era vital crear una línea que conectará los cascos urbanos y las cabeceras municipales con las veredas, el asunto era perentorio porque el Huila fue de toda una vida un departamento con vocación agrícola y pecuaria que requería de un servicio especial que les permitiera a los labriegos crecer como empresarios desde el sector primario.

Cabe precisar que el 17 de marzo de 1938 mediante escritura de constitución se le da vida a la empresa huilense en la notaria primera de Neiva. Un año después en 1939, la empresa entra en liquidación por la inasistencia de sus socios a la Asamblea y al Concejo.

La empresa resurge y en 1942 presta el emblemático servicio de bus escalera que partía de Neiva al municipio de Rivera, antes San Mateo, por tan solo diez centavos, claro está que en esa época la suma era relativamente importante teniendo en cuenta el nivel de ingresos de una economía incipiente que ya veía como asomaban las nuevas crisis que tenían su origen en los temas políticos.

Cabe precisar que en el mismo año, en 1942, por resolución número 287 del otrora Ministerio de Economía Nacional, nace la empresa Cootranshuila Limitada con 22 socios los cuales hicieron un aporte de capital de 200 pesos cada uno y asumieron el compromiso de pagar cinco pesos de cuota de admisión. Con una empresa legalmente constituida, con musculatura financiera y totalmente viable, asume como primer gerente el señor, Misael Dussan.

En esos tiempos fue común poner a disposición del público o de los usuarios el servicio mixto o de chiva con unas rutas que inicialmente cubrían la parte rural de Neiva y los municipios de Teruel, Iquira y La Plata. Tras el éxito las rutas se extienden a Campoalegre, Hobo, Gigante,  Garzón y Pitalito.

En plena Junta Militar, en el año del famoso plebiscito, la empresa incursiona con rutas al departamento de Caquetá puntualmente a los municipios de Florencia y San Vicente, en ese mismo año la empresa entra con mucha fuerza al Cauca con la ruta a Popayán.

Desde 1974 la empresa no deja de mover su portafolio y es así que pone en servicio buses, busetas y camperos a disposición de los usuarios que reclamaban mayor cubrimiento en la comarca. De igual manera Cootranshuila consciente de la globalización económica, de la calidad en servicio, de la productividad y la competitividad opta por hacer un relevo en su parque automotor con el fin de ofrecer mejores rutas, dentro de un plan de expansión que la llevó a Bogotá y un concepto muy de avanzada en todo lo que se refiere al confort y la tecnología.

En la década de los 90 la empresa sigue avanzando y pone sus equipos al servicio de la industria petrolera así como a otros frentes productivos del departamento. Se puede decir que esta empresa recibió la apertura económica de 1991 con todo un criterio de servicio y prospección.

La empresa al ver las oportunidades entra en el negocio del transporte público de carga con camiones, doble troques y tractomulas. La firma en pasajeros fue creciendo muy rápido por cuanto ya contaba con rutas a Mocoa en el Putumayo y Cali, la gran joya del occidente colombiano.

Los años pasan y Cootranshuila sigue rauda hacia el éxito conquistando rutas al Eje Cafetero razón por la cual llegó a las terminales de Manizales, Pereira y Armenia.

Hoy la empresa crece bajo conceptos de alta gerencia y mirando al futuro con proyectos ambiciosos y sin perder la perspectiva de servicio y optimización de sus buses, hoy de muchísima clase y con una demanda de sillas que crece por la calidad del servicio. Actualmente la empresa tiene como gerente al señor, Marino Castro Carvajal, quien desde el primero de enero de 2014 no ha dejado de mover sus proyectos para avalar expansión y liderazgo. La empresa acompaña sus valores agregados con elevados estándares de seguridad los cuales son vitales en el apego de los usuarios por la compañía opita.

La asistente de rodamiento de Cootranshuila, Martha Polanía, le dijo a Diariolaeconomia.com, que la empresa de 75 años nació bajo preceptos de responsabilidad social toda vez que los labriegos del Huila adolecían de empresas que los conectarán con Neiva y con otras regiones muy dinámicas en mercado. La empresa se crea prácticamente para cubrir el frente de las veredas, pero con una misión y una visión que le permitió dar el salto hacia las grandes ligas del mercado en un tiempo relativamente corto.

Palermo, Santa María y otras municipalidades de alta producción agrícola y cafetera fueron cubiertas por esta empresa que anunciaba imponente el arribo de propios, visitantes y advenedizos con un prolongado pito de corneta el mismo que hacía estremecer los corazones de enamorados y enamoradas cuando el correo o los pretendientes llegaban al pueblo tras una osada cruzada por carreteras que eran casi que intransitables a tal punto que en algunos pasos era vital la pericia del conductor porque se improvisaba el paso con tablones y piedras. Ese pito bullicioso que iniciaba desde bien abajo, antes de la llegada por decir algo a Santa María, resultaba más importante que el doblar de las sagradas campanas.

“Hoy tenemos un servicio que va por partida doble porque tal y como ocurre con el novedoso Doble Yo, se presta una doble comodidad al igual que lujo, confort y seguridad con las mismas características”, declaró la señora Polanía.

Dentro de los servicios están también el Preferencial VIP, Platino Exprés, Platino Jet, mixto y platino especial o aerovans.

Los buses de dos pisos, dijo, han sido toda una revolución en el mercado de transporte de pasajeros el cual ha tenido muy buen recibo en ese in crescendo de la empresa huilense. Estos modernos buses tienen no solo lujo y comodidad sino la tranquilidad para el pasajero que van dos conductores al frente del equipo, dos azafatas y todo el desarrollo tecnológico y de comunicaciones.

A la fecha la empresa cubre casi todo el departamento del Huila, pero esta no para en sus planes de expansión motivo por el cual ha habido una inmejorable respuesta por parte de los usuarios que reconocen en Cootranshuila una empresa que tiene un parque automotor de gran inversión al que no se le ahorró en la dotación de las últimas tecnologías.

La empresa trabaja con un concepto tan de avanzada que actualmente tiene en sus parqueaderos y terminales las mejores marcas en autobuses que llegaron inclusive con modelo 2017.

En este mercado hay inversiones por equipo que rondan los 180 millones de pesos, los busetones que cuestan 350 millones que son los Platino Exprés, el Doble Yo o el bus de dos pisos que puede costar, precio con devaluación, entre 900 y 1.000 millones de pesos y otros precios que recuperan su inversión en un mercado reñido y complejo por la estructura de costos de operación.

Combustibles e impuestos, el talón de Aquiles

Para la señora Martha Polanía, hay factores muy complicados en la operación del parque automotor y tienen que ver con el costo de los combustibles líquidos que para el capítulo Colombia no están atados a la ley de la oferta y la demanda porque contrario a otros países, el precio con el desplome del precio del crudo, no bajó ostensiblemente los precios o al ritmo en que subieron cuando el petróleo era intratable.

“Indiscutiblemente el combustible más caro es el de este país y eso castiga injustamente la operación y la rentabilidad en este sector”, apuntó.

El promedio de gastos en la operación entre Bogotá-Neiva-Bogotá es de 200.000 pesos, 330.000 (busetón) y 450.000 pesos para el doble yo, todos los anteriores sin el componente de combustible que pesa de manera importante en la canasta de precios.

“Yo invito a todos los colombianos a que conozcan nuestro departamento, nuestra empresa y nuestro sin igual servicio porque estamos dispuestos a atender a los turistas y a nuestros coterráneos de la mejor manera porque tenemos buses de última generación, calidad en servicio y confiabilidad, pero eso no es suficiente porque cada día estamos mejorando”, aseveró.

Reforma tributaria, una estrellada

Al igual que otros sectores económicos, el transporte de pasajeros por carretera está muy inquieto por el proyecto de reforma tributaria toda vez que hay temores por una eventual reforma impositiva que siga impactando la rentabilidad. Sobre este particular, Polanía expresó su angustia por un IVA del 19 por ciento porque consideró que una tasa de esos niveles en el gravamen puede contraer la ya golpeada demanda de pasajes a los diferentes destinos.

“Hoy los empresarios del transporte estamos castigados con tanto impuesto y las cargas adicionales nos dejan muy golpeados, la verdad este sector tributariamente es uno de los más maltratados porque a ese relicario de impuestos hay que sumarle combustibles, mantenimiento, salarios y peajes, que no son pocos”, dijo la experta en transporte.

Esta mujer con ánimo y empuje quiere una empresa en la que ha estado por casi 30 años, ella más que nadie conoce los pormenores de una industria que surge en medio de las vicisitudes y las coyunturas. Le enorgullece ver como la compañía crece y como de vehículos rurales se pasó a un parque de 550 vehículos de los cuales unos 280 son de gama alta y servicio súper lujo en todas las modalidades.

Los buses tendrán alas

Tal y como lo revelara este medio, la idea de salirle al paso a las aerolíneas de bajo costo con las mismas armas avanza a buen ritmo y por ello la empresa de la mano de otras con trayectoria no descarta el incursionar en el transporte aéreo de pasajeros bajo el concepto de bajo costo porque al ritmo de la globalización, las flotas de buses pueden colapsar frente a unas ofertas económicas que reducen tiempos de transporte y clientes en las terminales terrestres.

“En un futuro muy corto eso será posible de hecho aquí en la región se está trabajando en eso. Hay que decir que el asunto nos interesa, pero la idea la lidera la competencia con quien podemos unir fuerzas. Ese proyecto ha madurado mucho y la puesta en marcha de un nuevo producto en el mercado aéreo está demasiado cerca”, concluyó.

Sobre este punto las empresas que incursionen en aerolíneas tienen la ventaja de contar con diversos valores agregados porque contarían con una flota de aviones que sería reforzada con buses de alta tecnología y confort como complemento a la próspera y naciente industria del turismo.

Así las cosas la rodadita podrá ser también la voladita de bajo costo a una tierra innovadora, superlativa, de ensueño y grata como el Huila en dónde se toma el mejor café, premiado con Taza de Oro y en dónde al retumbar de bambucos y Sanjuaneros se puede ver el poderoso y macizo barcino así como las enamoradoras letras del maestro, Jorge Villamil, quien con su espíritu volátil deambula orondo en las tierras y en las aguas bravas del cálido y encantador Huila en ese punto de llanura conocido como el Alto Magdalena.

diariolaeconomia.com